Cómo motivarte para estudiar matemáticas en época de exámenes

¿Quieres saber cómo motivarte para estudiar matemáticas? Pues de eso mismo es de lo que te voy a hablar en este post.

Uno de los problemas que tienen los estudiantes es que muchas veces les falta motivación para empezar a estudiar en época de exámenes. La motivación es el primer paso que necesitas para ponerte a estudiar y llegar hasta lo más alto en tus estudios.

Existen muchas maneras de motivarte, pero te aviso que pueden provocarte frustración, ya que para empezar, vas a tener que superar las barreras mentales que te bloquean y eso no es nada fácil. Te aconsejo que le eches un vistazo a estas frases de motivación de frases.top para superarlo todo, que te ayudarán mucho en este sentido.

Por tanto, debes saber que no hay soluciones rápidas y fáciles que hagan que te sientas totalmente inspirado y con energía para estudiar matemáticas.

Cómo estudiar matemáticas cuando no tienes ninguna motivación

Hay dos cosas que hacen agobiarte cuando tienes que estudiar matemáticas.

La primera es la sensación de que tienes mucha información por aprender para el examen de matemáticas, en un período de tiempo muy corto y que no entiendes apenas nada.

La segunda es el aburrimiento: pensar que los próximos días vas a dedicar la mayor parte del tiempo a estudiar, provoca un sentimiento de aburrimiento que te oprime.

¿Estás harto de estudiar?

Por supuesto, habrá días en los que estudiar matemáticas es más agradable, como por ejemplo, cuando sientas que estás avanzando y que empiezas a entender conceptos que antes no entendías y te empiezan a salir algunos problemas.

Pero por otro lado, hay otros muchos días malos, en los que apenas progresas  o simplemente no puedes concentrarte. Y en esos días, los consejos clásicos de tomarte descansos regulares, no sirven de nada.

Así que, aquí hay algunos consejos de estudio distintos, nuevas ideas para aumentar tu concentración y motivación, cuando todo parece imposible y estás peligrosamente cerca de abandonar. Por supuesto, no todos ellos te van a funcionar, pero probar cosas nuevas nunca hace daño, especialmente cuando todo parece perdido.

Concentrarse y recordar

“El cuadrado de la hipotenusa es igual al cuadrado de la hipotenusa es igual al cuadrado de la hipotenusa es igual al cuadrado… el cuadrado…”

Un antiguo profesor me recomendó hace tiempo un hábito de estudio muy particular. Me dijo que si lees algo tres veces, después de la tercera vez, te lo habrás aprendido perfectamente.

A él le funcionaba: podía sentarse tranquilamente a leer un capítulo de un libro de texto y, después de la tercera vez, responder a casi cualquier pregunta al respecto.

Para mí, no es una buena forma de estudiar. En los días en los que la capacidad de concentración es baja, da igual que te sientes durante horas a leer el mismo texto hasta cinco, seis o siete veces y no tener ni idea de lo que dice. Tu mente está en otro lugar, pensando en lo que vas a desayunar o lo que vas a hacer por la tarde

Aunque consigas recordar más o menos de lo que iba el texto, al día siguiente todos los detalles específicos habrán desaparecido totalmente.

No te preocupes, aquí hay te dejo algunas ideas para conseguir recordar concentrarte:

Hazte preguntas

Para cada concepto pregúntate cómo se hace y para qué te va a servir. Esto te ayudará a enfocarte y buscar la respuestas. Si no eres capaz de conseguirlas, pregunta a tu profesor o a un compañero para que te lo explique.

Estudia con exámenes anteriores

Algunos estudiantes tienen un rendimiento muy bueno en los exámenes sin tomar apuntes e incluso sin leer su libro de matemáticas. En su lugar, lo que hacen es estudiar exámenes de años anteriores y dedicarse a resolver problemas de examen.

Para ello, debes tener las soluciones a los problemas y luego comparar tu desarrollo para ver dónde te has equivocado.

Verás que muchos problemas y ejercicios se repiten, con algunos pequeños cambios. Además, cada vez que corriges los problemas, lo vas entendiendo todo mucho mejor y vas aprendiendo de tus errores. Eso hace que vayas ganando confianza y familiarizándote con el modelo de examen.

De esta forma es más fácil concentrarte, porque comparas tus respuestas y si te equivocas, es más probable que te des cuenta y que evites ese error a la hora del examen.

Cómo mantenerte centrado y motivado

Estudia en franjas horarias distintas a las que estás acostumbrado

Este consejo es muy útil sobre todo en época de exámenes, cuando necesitas aprovechar el tiempo al máximo.

Si vas a tener un examen de matemáticas cerca y sientes que no estás preparado, cambia totalmente la rutina. Si estás acostumbrado a estudiar por las tardes, prueba a madrugar más y estudiar antes de ir a clase o quedarte un par de horas por la noche antes de irte a dormir. Puede que en esos momentos del día, tu mente funcione mejor y estés mucho más concentrado.

Además, a esas horas del día, hay muchas menos distracciones: no hay nadie que te llame para quedar y las redes sociales tienen menos actividad. Por otro lado, esa sensación de estar levantado y estudiando mientras el resto del mundo duerme te hará mucho más productivo.

Prueba qué te funciona mejor, si levantarte antes o acostarte después y por supuesto, intenta recuperar de alguna forma el tiempo de sueño perdido.

Programa tus descansos

No por estudiar muchas horas significa que vas a aprender más cosas ni entender lo que estás estudiando.

Estudiar horas de más no hará otra cosa que agotarte, quemarte y desmotivarte, lo que provocará que no alcances los conocimientos necesarios para aprobar el examen y cada día te quedas más y más atrás.

Debes marcarte un horario de estudio y dentro de ese horario, programar los periodos de descanso y no dejarlos para cuando estés cansado. Si llegas a cansarte, estarás perdido.

Controla cuando tiempo puedes estar concentrado al 100 por 100 y establece descansos después de esos periodos. Por ejemplo, supongamos que eres capaz de estudiar 45 minutos ridiendo al máximo, pero puedes aguantar un poco más.

Lo ideal entonces es que cada 45 minutos te marques un descaso de 5-10 minutos, lo suficiente para refrescar la mente y no perder la motivación. Así siempre aprovecharás ese periodo de concentración absoluta.

Por otro lado, durante estos 5-10 minutos de descanso, aprovecha para mirar el móvil, consultar redes sociales o simplemente relajarte. Considéralo un premio por haber estudiado 45 minutos (o cada uno lo que considere) de forma ininterrumpida. Al hacerlo así, estás reduciendo también las posibles distracciones durante tu estudio, lo cuál también te beneficia.

Haz ejercicio

Cuidar tu salud es importante en época de exámenes. No hay razón por la cual hacer ejercicio no deba ser divertido también.

Se ha demostrado cientos de veces que el ejercicio regular aumenta la concentración. Además, los días enteros pasados estudiando en la biblioteca o en tu casa sin distracciones o sin quedar tanto con tus amigos son muy malos para la moral y la concentración.

Una gran manera de romper la rutina del estudio y ver a tus amigos es quedar con ellos para hacer deporte. Puedes quedar para correr, jugar un partido de fútbol, de tenis, nadar… lo que más os guste. Además, es una buena ocasión para hablar de tus preocupaciones y de liberar la mente.

Practicar deporte hará que tus días de estudio sean mucho más llevaderos y con cuanta más gente quedes, mucho mejor.

 

Y tú, ¿qué haces para estudiar sin perder la concentración ni la motivación en época de exámenes? Déjamelo en los comentarios.

2 Respuestas a Cómo motivarte para estudiar matemáticas en época de exámenes

  1. Pili García López 18 octubre, 2017 en 11:00 #

    Hola, mi hijo va a 4 ESO y se le están empezando a resistir las matemáticas, Física e inglés. Me gustaría que me explicar as como funciona el método que describes y el precio, pues estoy interesada. Gracias

    • ekuatio 18 octubre, 2017 en 11:02 #

      Hola Pili,

      Gracias por comentar. Te envío un email con toda la información ok?

Deja un comentario

Uso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros (Google) para que usted tenga la mejor experiencia de usuario, por lo que los terceros reciben información sobre tu uso de este sitio web.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas el uso de las cookies. Puedes obtener más info o saber cómo cambiar la configuración en nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Recibe GRATIS en tu correo:

Los 6 secretos que necesitas saber para aprender matemáticas

 

Y descubre las claves que te permitirán:

Aprender a resolver tus problemas y ejercicios

• Sentirte mucho más motivado

• Avanzar con paso firme hacia el sobresaliente

• Ser más eficiente cuando estudies matemáticas

 

LAS MATEMÁTICAS VAN A DEJAR DE SER UN PROBLEMA PARA TI

¡Ya casi estás! Comprueba tu bandeja de entrada o de spam ahora para confirmar tu suscripción.