Habilidades y cualidades esenciales que debe tener un gran profesor

Ser profesor es una gran responsabilidad ya que si lo piensas bien, estás tocando el futuro de muchas personas. ¿Quién no recuerda a un buen maestro del colegio o a un gran profesor del instituto?

Los profesores tienen la capacidad de cambiar vidas y formar a alumnos bien formados, pueden ayudar no sólo a su crecimiento en conocimientos, sino también a su mejora personal. Es una carrera increíblemente gratificante.

Pero ¿qué aptitudes en el currículum debería tener alguien para ser un buen profesor?

En este post, vamos a ver una serie de las principales habilidades necesarias para ser un gran profesor y dejar huella en la vida de todos tus alumnos.

Habilidades que cualquier profesor de éxito debería tener

Entusiasmo

Un gran profesor se entusiasma con su trabajo y sus clases, y anima a los alumnos a compartir la misma pasión que él. Piensa en tu profesor favorito del colegio: ¿era una persona siempre optimista y divertida? Probablemente la respuesta sea «sí». ¡Así que debes adoptar una actitud similar y compartir ese mismo entusiasmo por tu clase!

Liderazgo

Un profesor eficaz tiene la capacidad de liderar y guiar su clase. Puede gestionar diferentes personalidades, incluidos los niños que se portan mal, y dirigirlos en la dirección correcta. Predican con el ejemplo y son un importante modelo a seguir en la vida de sus alumnos.

Organización

Los profesores tienen que hacer malabares con su lista de tareas, desde la planificación de las clases hasta las actividades y la calificación de exámenes. Para tener éxito en su función, deben tener una capacidad de organización excepcional. Tienen que ser capaces de estar al tanto de estas tareas y completar sus deberes de manera oportuna.

habilidades para ser un gran profesor

Respeto

Un buen profesor debe establecer un tono respetuoso en el aula, con el fin de que los alumnos se sientan seguros de compartir sus opiniones con el profesor o con sus compañeros, sin miedo a ser juzgados.

Además, debe enseñar a los alumnos a ser buenos oyentes y a respetar la opinión de los demás. Esencialmente, el profesor debe crear un entorno de aprendizaje seguro para sus alumnos.

Multitarea

Enseñar no es sólo seguir el plan de estudios y corregir los exámenes, también es hacer otras muchas cosas a la vez. Un buen profesor debe ser capaz de controlar el comportamiento de sus alumnos y mantener su atención mientras imparte su clase. Después de la clase, tiene que planificar su siguiente semana, sin dejar de crear y calificar exámenes y trabajos.

Trabajo en equipo

Parte de ser profesor es la capacidad de trabajar en equipo y también en solitario. Tendrán que hacer que sus alumnos se sientan parte de un equipo para mejorar la experiencia de aprendizaje. Además, deberán trabajar codo con codo con otros profesores para resolver problemas y crear planes relativos al esquema general de enseñanza.

Capacidad para transmitir conocimientos

Esto se da por supuesto, pero ser profesor no se trata sólo de las credenciales que tienes para educar a otros. Necesitarás tener habilidades instructivas, tu propio estilo de enseñanza y la capacidad de explicar y demostrar claramente, para que los conceptos que no son fáciles de entender se simplifiquen, utilizando ejemplos o accesorios memorables.

Comunicación

Los profesores deben tener una notable capacidad de comunicación. Deben ser capaces de interactuar con personas de todas las edades, incluidos compañeros, alumnos, padres y directivos. Un profesor debe transmitir información de forma eficaz, comprender los diferentes puntos de vista de otras personas y explicar los motivos de las decisiones que toman en relación con su enseñanza.

Adaptabilidad

Ser adaptable a las situaciones imprevistas es clave. Nunca se sabe lo que va a ocurrir en el aula cada día, y habrá que gestionar cada circunstancia de forma adecuada y aportar soluciones rápidas. Por ejemplo, si uno de tus alumnos está muy enfermo o se lesiona, tendrás que mantener la calma y avisar a los servicios médicos, apoyándolo en todo momento.

Habilidades interpersonales

Un buen don de gentes puede convertir a un profesor medio en uno excelente. Un profesor que está siempre dispuesto a ayudar a los demás, creará relaciones cálidas que, a su vez, impulsan el aprendizaje. Un profesor agradable que tiene una personalidad atractiva crea alumnos atentos y entusiastas.

También debe ser experto en el manejo de estudiantes que puedan tener dificultades de aprendizaje u otras discapacidades que necesiten atención especial.

Creatividad

Los profesores necesitan creatividad para mantener a los alumnos interesados y comprometidos, especialmente a los niños que están en la escuela primaria. Tendrá que encontrar diferentes formas de mantener el interés de la clase y los niveles de atención elevados, ya sea mediante juegos de rol u otras actividades de aprendizaje divertidas.

Autoevaluación

Para  que un buen profesor pueda desarrollarse profesionalmente y ofrecer una educación de calidad, tendrá que autoevaluarse y reinventarse constantemente. Tendrá que dejar de lado su orgullo y analizar en qué se ha equivocado y qué puede mejorar en sus clases.

Paciencia

La paciencia es fundamental cuando se trabaja con niños y adolescentes. No todos se comportan bien y hay que ser comprensivo cuando los niños empiezan a portarse mal. También tendrás que ser paciente si un alumno no comprende lo que dices. Debes descubrir formas alternativas de explicar las cosas.

Inteligencia emocional

Si ha visto alguna vez Matilda, piense en la profesora y en su comportamiento errático, que hacía temer por la vida de los jóvenes alumnos. Eso no es beneficioso ni para los alumnos ni para ti. Por mucho que te enfades o te alteres, tienes que tener la capacidad de controlar tus emociones y no dejar que te superen, de lo contrario, perderás el control de la clase y el respeto de tus alumnos.

Si eres empático con tus alumnos, ellos también aprenderán a manejar sus emociones y a ser compasivos con los demás.

Pensamiento crítico

Los profesores tienen que resolver una serie de problemas diferentes, a menudo con un plazo de tiempo muy ajustado. Esto implica a menudo responder a preguntas difíciles sobre la marcha, resolver conflictos, crear nuevos planes de clase, enseñar juegos y tratar otros problemas personales entre alumnos o colegas.

Confianza

No puedes ser profesor si no tienes la confianza necesaria para ponerte al frente del aula y hablar con tus alumnos. Tienes que tener un carácter fuerte que pueda responder positivamente a las preguntas e inculcar la misma seguridad en ti mismo dentro de tu aula.

Compromiso

Si quieres ser un buen profesor, debes estar comprometido con tu trabajo y con tu aula. Tienes que tener pasión por enseñar y cambiar la vida de tus alumnos a mejor. No tomarte un día de asuntos propios sólo porque algún día no te apetezca ir a trabajar.

Sentido del humor

Esto no es estrictamente una habilidad. O tienes sentido del humor, o no lo tienes, pero tenerlo es súper útil si quieres comprometerte con tus alumnos. Debes ser capaz de reírte con ellos y hacer que la clase sea lo más divertida posible. Los estudiantes que están contentos tienden a estar más abiertos a aprender.

Accesibilidad

Ser accesible es una cualidad vital. Tus alumnos deben sentirse cómodos para preguntarte y hablar contigo si tienen algún problema. No deben tener miedo al fracaso o a decir algo incorrecto. Los grandes profesores tienen un carácter cálido que invita a los niños a abrirse e involucrarse en la lección.

Gestión del tiempo

Ser profesor requiere una excelente capacidad de gestión del tiempo. No sólo tienes que llegar al trabajo antes que tus alumnos, sino que también necesitas asignar tiempo después de clase para revisar y calificar los deberes y planificar tus clases. Además, hay que programar tiempo personal para relajarse y hacer algo por uno mismo.

Habilidades informáticas

También necesitarás ser tecnológicamente avanzado. Probablemente utilizarás hojas de cálculo para planificar el trabajo y otras tareas. Y ahora, que mucha de la enseñanza se ha hecho online, tendrás que ser capaz de impartir una clase online y mantener la atención de todos.

Disciplina

No se puede ser demasiado blando cuando se trata de dirigir una clase. Debes ser severo cuando sea necesario y disciplinar a un estudiante que se esté portando mal. Ya sea dándoles un castigo o tareas adicionales.

Resistencia

Como vas a trabajar de pie la mayor parte del día, es importante tener resistencia física y mental. Tienes que ser fuerte físicamente para soportar un largo día, y mentalmente fuerte para manejar cualquier cosa que te depare el día.

La enseñanza es algo natural para algunos, que son líderes natos, pero otros tienen que trabajar duro para poder ser considerado un «gran profesor». Sea cual sea la categoría en la que te encuadres, si quieres ayudar a los jóvenes estudiantes y causar una impresión duradera, estas habilidades y cualidades principales pueden colocarte en una situación de gran ventaja.

¿Tienes alguna otra habilidad docente que no se haya mencionado? Si es así, déjala en los comentarios

Sin comentarios todavía.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información básica sobre protección de datos - Responsable: David Aroca Aparicio. Finalidad: Publicar los comentarios enviados. Legitimación: Ejecución de la relación comercial o contractual entre ambas partes. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en el aviso legal
Share This